top of page

Lucha contra el Síndrome Hemorrágico Intestinal (HBS por sus siglas en ingles)


El Síndrome Hemorrágico Intestinal, comúnmente llamado HBS (por sus siglas en inglés), es una preocupación importante para los productores de carne de cerdo. No hay signos ni explicación real. Los cerdos en las últimas fases de finalización mueren inesperadamente después de aparentar estar sanos.


Estas pérdidas pueden tener un impacto significativo en la productividad. Después de todo, usted ha alimentado con éxito a un cerdo de 150 a 300 libras, y ahora todo ese costo de alimentación y mano de obra se ha ido, creando una marca negativa en su balance final. Teniendo en cuenta que los piensos representan aproximadamente el 60% de sus gastos en animales y que los costos siguen aumentando, cada bocado de un cerdo perdido por Síndrome Hemorrágico Intestinal es dinero que sale de su bolsillo.


Causas del Síndrome Hemorrágico Intestinal

Aunque no existe una causa definitiva del Síndrome Hemorrágico Intestinal, la razón a la que apuntan la mayoría de los expertos es una ingesta inconsistente que conduce a un sobrecrecimiento microbiano en el intestino, normalmente E. coli y/o Clostridium. Este crecimiento excesivo provoca hemorragias intestinales y toxemia bacteriana, que suelen causar la muerte.


La ingesta inconsistente puede deberse a muchas razones, como la rotura de un conducto de alimentación o el vaciado inesperado de un comedero. Sin embargo, los problemas de ingesta ocurren más en verano porque los cerdos no quieren comer cuando tienen calor. Esto lleva a largos períodos de baja ingesta durante el día, esperando a que refresque la noche para dirigirse al comedero, potencialmente comiendo en exceso.


Con comidas constantes, el microbioma del cerdo se asienta en un perfil más estable. Sin embargo, a medida que cambian los intervalos entre comidas, los microbios a menudo se reposicionan para poblar a ritmos ajustados y rápidos debido a una serie de factores. Esto puede dar lugar a un crecimiento excesivo de bacterias nocivas, lo que afecta rápidamente a la salud del cerdo, por lo general antes de que nos demos cuenta.


Un cerdo pequeño de 10 libras come aproximadamente 13,5 veces al día. Pero un cerdo de finalización come la mitad de comidas, a menudo tres veces la cantidad en cada comida. Por lo tanto, en la fase de finalización, la falta de una comida equivale a una mayor porción del día sin alimento, lo que aumenta la posibilidad de que se produzca un evento de falta de alimento y Síndrome Hemorrágico Intestinal. Esta es una de las razones por las que el Síndrome Hemorrágico Intestinal es más común en los cerdos de finalización.


Ser proactivo contra el Síndrome Hemorrágico Intestinal

La clave para luchar contra el Síndrome Hemorrágico Intestinal consiste en unos intervalos de alimentación constantes y un microbioma intestinal sano. He aquí algunas formas de conseguirlo.

  • Bajar el calor. El ambiente exterior no es lo único que hace que los cerdos se calienten. El calor creado por la digestión también puede hacer que no quieran alimentarse con la misma constancia y eficacia. Algunas dietas generan más calor que otras durante la digestión - una dieta pesada en proteína de soja puede aumentar el incremento de calor de un cerdo conduciendo a un mayor calor interno, más estrés animal y desperdicio de energía. Las dietas EnMAX® de Ralco son más digeribles y tienen un menor incremento de calor, lo que causa menos estrés digestivo y mantiene a los cerdos en el pienso.

  • Mantener el intestino sano. Una población establecida y sana de bacterias intestinales puede desplazar a cualquier bacteria nociva que intente afianzarse. Estas bacterias beneficiosas favorecen el desarrollo y crecimiento del intestino, contribuyendo al sistema inmunitario y a la salud en general. ProsperEO™ de Ralco es un aditivo natural para piensos que utiliza aceites esenciales y prebióticos para reforzar el sistema inmunitario y fomentar un entorno intestinal saludable. La investigación ha demostrado que el uso de aceites esenciales puede proporcionar una disminución del 87,5 % en los casos de Síndrome Hemorrágico Intestinal.

  • No olvide el agua. Los cerdos que tienen mucho que beber son más propensos a comer también. Asegúrese de que sus cerdos tienen acceso constante al agua fresca.

¿Cuánto le cuesta la pérdida de cerdos?

La pérdida de cerdos, especialmente a punto de terminar la producción, puede tener un impacto tangible en su balance final. El equipo de Ralco comprende lo vitales que son la salud intestinal y la dieta cuando se trata de llevar los cerdos a la comercialización. Eche un vistazo a nuestra calculadora de pérdidas e ineficiencias para ver cuánto le cuestan a su operación los cerdos perdidos.


Hable hoy mismo con un representante de Ralco para ver cómo la incorporación a su operación de las dietas ProsperEO o EnMAX podría minimizar los desafíos del Síndrome Hemorrágico Intestinal en su granja.

229 visualizaciones0 comentarios

Comentários


bottom of page