top of page

Conozca Sus Nutrientes: Cobre (Cu)


El cobre, uno de los ocho micronutrientes esenciales para las plantas, tiene una larga historia en la agricultura. La primera vez que se registró su uso fue hace más de 250 años, cuando los agricultores aprendieron que remojar los granos de las semillas en una solución débil de sulfato de cobre ayudaba a proteger las plantas de los hongos transmitidos por las semillas. Hoy en día, los agricultores conocen aún mejor los beneficios que aporta el cobre y los problemas que puede causar su deficiencia.


Los principales factores que influyen en la disponibilidad del cobre para la planta son el pH y la materia orgánica. Los suelos alcalinos con un pH de 7,5 o superior tienen menos cobre

disponible. En los suelos ácidos, pueden producirse deficiencias si el contenido de materia

orgánica del suelo es elevado. Los suelos gruesos y arenosos son los más propensos a las

deficiencias de cobre, mientras que los suelos pesados y arcillosos son los menos vulnerables.


Esta cuestión es importante porque el cobre ayuda a facilitar la respiración y la fotosíntesis en la planta y es importante para el metabolismo de la misma. El cobre contribuye a la formación de lignina, un polímero orgánico complejo en las paredes celulares de las plantas que contribuye a hacerlas rígidas y leñosas. Es la columna vertebral del tallo que permite a la planta luchar contra los vientos fuertes, las tormentas y otras tensiones. Una cantidad inadecuada de cobre puede provocar un mal crecimiento, retrasos en la floración e incluso esterilidad de la planta.


Síntomas De La Deficiencia De Cobre

Dado que el cobre es relativamente inmóvil en el suelo, los síntomas normalmente aparecen

pronto en el crecimiento joven. Por lo general, los síntomas aparecen primero como un

ahuecamiento con una ligera clorosis o amarillamiento de la hoja, especialmente en los

márgenes. Las puntas de las hojas pueden tener un tinte verde azulado. A medida que la

planta crece, las hojas más nuevas serán más pequeñas y, en algunos casos, las hojas se

marchitarán. Las plantas más viejas parecerán atrofiadas, con tallos blandos o flácidos. Cuando estos síntomas se combinan, una deficiencia de cobre afectará significativamente a la formación de la planta y a su rendimiento final. Los cereales son el cultivo que con más

frecuencia presenta una deficiencia de cobre, seguido del maíz. Rara vez se observa en la

soja.


Tratamiento De Las Deficiencias De Cobre

La mejor manera de identificar una posible deficiencia de cobre es con un análisis del suelo

combinado con un análisis de los tejidos. Las plantas absorben fácilmente el cobre con un pH entre 5,5 y 6,5, suponiendo que el suelo esté bien drenado. Aplique cal para elevar el pH del suelo a 6 o más. Para aumentar los niveles de cobre en el suelo, añada sulfato de cobre en una proporción de tres a seis libras por acre a una mezcla de fertilizantes.


Porque entendemos la importancia del cobre, Agnition incluye cobre en sus líneas de

tratamiento de semillas Generate® y Commence® para ayudar a entregar los beneficios del

cobre a las plantas - específicamente, aumentos en la fotosíntesis, la lignina y el metabolismo del azúcar en la planta. Además, nuestra tecnología patentada Microbial Catalyst® estimula los microbios existentes desbloqueando las enzimas, lo que hace que las plantas sean más eficientes. Esta tecnología toma minerales como el cobre y los suministra en una forma completamente soluble y disponible para las plantas y los microbios.


Descubra cómo Generate y Commence pueden ayudarle a aprovechar los nutrientes disponibles, como el cobre, y a reducir el desperdicio de fertilizantes.

7 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page