top of page

Recría A Finalización: Poner A Sus Cerdos En El Camino Del Éxito Desde La Semana 1


Esos primeros días de recría son importantes para los cerdos. Han viajado, se han trasladado a un nuevo lugar y se están preparando para empezar a utilizar una nueva fuente de alimentación. Conseguir que los cerdos empiecen de la mejor manera posible es esencial para que tengan éxito hasta que lleguen a la fase final.


Un sistema inmunitario sólido y un intestino sano son vitales para que los animales alcancen eficientemente su peso de comercialización. Los animales con un sistema inmune sano verán menos bajas en la eficiencia y un crecimiento más consistente. Al limitar los problemas inmunológicos e intestinales, podemos centrar más esfuerzos en todo el rebaño y menos en la recuperación de los cerdos rezagados. Este enfoque temprano puede hacer que todo el proceso de producción sea más fluido y con menos desafíos.


Minimizar a los que no rinden

La razón por la que es tan importante ocuparse del grupo de animales rezagados es que, como todo productor sabe, una vez que los cerdos empiezan a quedarse rezagados, cada vez resulta más difícil conseguir que se recuperen. Los cerdos de bajo rendimiento son un perjuicio para la rentabilidad. Si no llegan al mercado o son sacrificados, aportan poco o ningún valor; sólo tiempo y dinero perdidos en intentar que su salud y rendimiento alcancen el nivel necesario.


La clave para mejorar las ganancias es detectar a tiempo a los que rinden por debajo de lo esperado y conseguir que empiecen a alimentarse rápidamente. Fomentar su éxito temprano es beneficioso para los cerdos rezagados. La alimentación en esterilla, las gachas (papilla) y la mejora en la ingesta de agua son métodos que pueden ayudar a que los cerdos coman más rápidamente y dejen de formar parte del 30% de los animales con bajo rendimiento.


Debido a toda la transición que se produce cuando llegan a la recría, los cerdos jóvenes suelen empezar en su nuevo entorno sin comer. Como carecen de la grasa corporal necesaria para regular la temperatura, a menudo pasarán frío. Los primeros signos de que tienen frío pueden ser el amontonamiento y la acumulación o el crecimiento de pelo. En general, tendrán un aspecto menos saludable. Además, sus orejas pueden indicar rápidamente que algo va mal.


Siempre habrá algunos rezagados, pero el objetivo es limitarlos al mínimo posible haciendo que empiecen a comer rápido.


Comprender el éxito de la dieta de recría temprana


Gestionar las primeras 24 horas

Cualquier problema o preocupación relacionados con la alimentación debe abordarse en las primeras 24 horas. Los estudios demuestran que más del 20% de los cerdos a menudo se consideran “no comedores” después de las primeras 24 horas en la sala de recría, y los cerdos que no comen en las primeras 36 horas tienen un 75% más de probabilidades de mortalidad temprana.


La genética, la hidratación y la salud intestinal temprana pueden influir en que los cerdos coman o no en las primeras 24 horas. Algunas líneas genéticas simplemente tardan más en ponerse en marcha. Los cerdos deshidratados por el viaje también son más propensos a no comer, por lo que es crucial tener agua disponible.


Tener el entorno preparado para los cerdos es esencial para tener éxito en las primeras 24 horas. Los cerdos con frío pondrán toda su energía en mantenerse calientes, por lo que tener la sala de recría a una temperatura agradable los animará a comer y beber. También es fundamental asegurarse de que todos los comederos y bebederos estén limpios y sin restos de estiércol ni desinfectantes. Aunque parezcan insignificantes, estos pequeños pasos pueden ayudar a los cerdos a tener un buen comienzo en su primera jornada completa.


Establecimiento de la salud intestinal

El intestino de un cerdo joven no está completamente maduro cuando entra en la recría, lo que lo hace más susceptible a problemas derivados de cambios en la dieta, enfermedades u otros factores de estrés. Gran parte del sistema inmunitario reside en el intestino, por lo que mantenerlo sano es un primer paso crucial para la salud a largo plazo. Cuando los cerdos pierden la fuente de inmunidad pasiva de la leche de la cerda, hay que hacer un esfuerzo adicional para mantenerlos sanos. Una gestión temprana intensa puede ayudar al productor a obtener beneficios a largo plazo y minimizar el dinero y la mano de obra invertidos en recuperar a los cerdos rezagados.


Existen varias formas en que los productores pueden ayudar a garantizar la salud intestinal. Es esencial controlar los patógenos en la recría. Un establo limpio, protocolos de vacunación coherentes y una bioseguridad excelente pueden desempeñar un papel en este sentido. Además, el establecimiento de una microflora sana en los intestinos de los cerdos mediante el uso de prebióticos y probióticos para fomentar el crecimiento de bacterias buenas puede expulsar a las poblaciones bacterianas dañinas. Alimentar a los cerdos con una dieta sana y compleja y fomentar una excelente ingesta de alimentos en los primeros días también puede ayudar a establecer una buena salud intestinal.


Comprender las dietas complejas

Muchos productores creen que una dieta simple de recría es lo más adecuado para los cerdos destetados. Aunque una dieta simple -que generalmente consiste en una fuente de grano, una fuente de proteína y un poco de fibra- puede funcionar muy bien en las últimas etapas de la recría, estas dietas no tienen en cuenta la energía que se necesita para digerir el alimento. Un riesgo importante de las dietas simples al principio es que el intestino de un cerdo joven no tiene las enzimas necesarias para digerir una dieta simple. Por ello, alimentarlo con una dieta simple puede causar estragos en el intestino, dañando la capacidad de absorción de nutrientes y la eficiencia alimentaria a lo largo de toda la producción.


Una dieta compleja tiene más sentido en las primeras etapas de la recría, ya que limita los almidones que ingiere el animal y los sustituye por azúcares, más fáciles de digerir. Una dieta compleja también sustituye la proteína de soja, difícil de digerir, por un concentrado de proteínas u otra fuente fácil de digerir. Ambos cambios permiten al animal gastar menos energía en la digestión. A medida que envejecen, los cerdos pueden pasar a una dieta semicompleja y terminar la fase de cría con una dieta sencilla.


Aunque el gasto inicial de una dieta compleja puede ser mayor en los primeros días, los beneficios generales de llevar a los cerdos de bajo rendimiento a un nivel más alto de desempeño desde el principio a través de una dieta que se adapte a su capacidad digestiva se notarán durante la etapa de finalización.


Obtener vitamina D y E para una función inmunitaria saludable

Dado que los cerdos son demasiado jóvenes para regular una respuesta inmunitaria sólida durante la fase de recría, es importante suplementarles con vitaminas D y E para que se mantengan lo más sanos posible.


La vitamina D ayuda al sistema inmunitario a combatir los agentes patógenos sin generar una respuesta excesiva. La vitamina E es un potente antioxidante que limita el daño causado por el estrés oxidativo y los radicales libres y mejora la velocidad de la respuesta inmunitaria general. Si sus cerdos están sanos, probablemente estén recibiendo suficiente cantidad de estas dos vitaminas. Sin embargo, si parecen tener problemas de salud, probablemente no estén recibiendo la cantidad necesaria de estas vitaminas esenciales.


Los cerdos necesitan un suplemento externo de vitaminas D y E, normalmente a través del pienso. Pero en un entorno de recría temprana, donde muchos cerdos pueden tardar un poco más en consumir alimentos secos, la forma más fácil de proporcionar esas vitaminas es suplementar su agua con una forma de vitamina biodisponible.


Deje que Ralco le ayude a poner en marcha sus cerdos de recría más rápidamente

El nuevo producto de Ralco, Essential-Lyte™, es un aditivo natural para el agua diseñado para que los cerdos destetados beban y coman rápidamente. Favorece la salud intestinal y la inmunidad de los lechones y les proporciona los nutrientes que necesitan para mantenerse sanos y prosperar en este difícil periodo.


Essential-Lyte contiene una mezcla única de ingredientes naturales, incluidos los aceites esenciales Microfused® patentados por Ralco, el prebiótico Actifibe®, las vitaminas D y E, un acidificante del agua y electrolitos. Estos componentes trabajan juntos para ayudar a que los cerdos se pongan en marcha en las primeras 24 horas de entrar en la sala de recría y evitar el aislamiento por enfermedad - todo ello reduciendo la carga de patógenos, rehidratando y restaurando los nutrientes vitales, promoviendo la inmunidad y reduciendo el pH intestinal para disminuir aún más los patógenos y controlar las enfermedades.


Essential-Lyte no está disponible en todos los países de América Latina. Por favor, consulte con su técnico para otras alternativas de productos.


17 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page