Experiencia de campo con Regano®en seis piaras con síndrome hemorrágico intestinal

INTRODUCCIÓN


El síndrome hemorrágico intestinal (SHI) es una enfermedad de cerdos en finalización de entre dos y seis meses de edad que se sabe que causa mortalidad esporádica y súbita. Se ha especulado que el vólvulo intestinal puede ser responsable de la mayor parte, si no es que de todo lo que se describe como SHI (1). Algunos indican que la causa subyacente del SHI es la producción excesiva de gases en el intestino inferior. Las observaciones en la necropsia incluyen canal pálida con distensión abdominal e intestinos dilatados por gases que están notablemente enrojecidos y llenos de un fluido acuoso con manches de sangre. El yeyuno presenta una pared delgada. El estómago está lleno de alimento. En un documento reciente, se propuso el nombre de “Síndrome de distensión intestinal porcina” (SDIP) a fin de reflejar de forma más precisa la naturaleza y causa de esta enfermedad (2). La investigación de una enfermedad conocida como “timpanismo de suero” la cual parece ser idéntica al SHI o SDIP, demuestra un aumento suficiente en la presión abdominal como para ocasionar la alteración del retorno venoso a través de las venas mesentéricas (3). Esto resulta en la agrupación descomunal de sangre en los intestinos, que en última instancia conlleva a la insuficiencia en varios órganos y a la muerte súbita. No es necesario la presencia de vólvulo para el SHI, además de que en la mayoría de los casos está ausente. Se ha informado de la reducción de mortalidad por SHI con la administración de antibióticos en el alimento balanceado (1). Este trabajo describe una investigación de campo en la que se aplicó Regano® ya sea en el agua o en el alimento a seis piaras que experimentaban SHI. Los resultados de esas granjas mostraron una reducción significativa de pérdidas por muertes.


MATERIALES Y MÉTODOS


Un supervisor de campo experimentado (D.S.) de engorde-finalización que a la semana supervisaba 60,000 cerdos en finalización, se topaba comúnmente con SHI en varias de sus granjas. Los factores asociados con SHI en esas granjas se relacionaban con los patrones de consumo del alimento. Estos incluyen genética, clima, cambios en la dieta, momentos sin alimento, tipo de comedero y consumo de agua. Había llevado a cabo varias estrategias para resolver el problema, como el aumento del tamaño de partícula del alimento, reducir momentos sin alimento, cloración del agua y antibióticos. Después de notar que una granja a la que administraban un producto de aceite esencial de orégano (OEO) tenía una tasa más baja de SHI, en un intento para reducirlo, comenzó a implementar Regano® ya sea en el alimento balanceado o Regano® líquido en el agua en sus otras granjas.


RESULTADOS Y DISCUSIÓN


El cuadro 1 muestra un resumen de las muertes registradas en seis granjas antes y después del uso de Regano®. No se hicieron cambios en el manejo o en cómo se registraron las muertes. La reducción del 87.5% de mortalidad por SHI se relacionó a Regano® en el agua o en el alimento. La razón de probabilidades (4) mostró que los cerdos tratados con Regano® tuvieron 8.5 veces más probabilidades de supervivencia que los cerdos sin tratamiento (IC del 5%: 5.45 a 11.96). En una granja, se administró Regano® en un corral, mientras que el otro sirvió de “control”. En el corral de Regano®, las pérdidas por muertes por SHI cayeron a niveles muy bajos, mientras que el establo control siguió experimentando el mismo número de muertes por dicho síndrome. Se ha demostrado que Regano® inhibe muchas especies de bacterias como la Clostridium perfringens (5). Existe la teoría de que Regano® puede reducir la fermentación del intestino debido a la alteración de la microflora intestinal, lo cual resulta en la reducción del SHI.


Cuadro 1: Muertes registradas por SHI con y sin Regano® Parámetro Controles Con Regano® Número total de cerdos 14,090 17,923 Muertes registradas como 182 (1.29) 29 (0.16)


BIBLIOGRAFÍA


  1. 2002.

  2. Buddle, J. and D. Twomey. 2002. The „Porcine Intestinal Distension Syndrome‟.

  3. The Pig J. 50:68-82.

  4. Thomson J, W. Miller, et al. 2007. Pressure-related abdominal changes in pigs with „whey bloat‟- a case report. The Pig J. 59:152-159.

  5. Ramirez, A. 2008. Use of odds ratios as a field diagnostic tool. Proc. 16th Ann. Swine Dis. Conf. for Swine Pract.

  6. Si W., X. Ni, J. Gong, et al. 2008. Antimicrobial activity of essential oils and structurally related synthetic food additives towards Clostridium perfringens. J. Appl. Microbiol. 106:213-220.


Este resumen fue aceptado para presentarse en la reunión de la International Swine Veterinary Society en julio de 2010 en Vancouver



13 visualizaciones0 comentarios